2006/03/27

Primera visita al 9:30

El local. El sábado 25 fue la primera visita a uno de los clubs más emblemáticos de la escena musical en DC: el 9:30. Si uno hace caso a lo que dicen los grupos (los del sábado al menos), es uno de los locales más apetecibles para las bandas a nivel nacional y quizá a nivel internacional. Gran sonido, si nos atenemos al juicio de mi oído ignorante. Gran ambiente. Tiene capacidad para unas 1000 personas, todas de pie y por su tamaño permite gran proximidad al escenario. Esto es lo que más me gustó porque lo hace a uno más cercano al artista sin tener que recurrir a las pantallas gigantes de los grandes recintos. Está en un barrio dudoso de la ciudad, pero el metro lo hace accesible. Sin duda, un local al que volver y estáis todos animados a mirar el programa y recomendar conciertos en cualquier momento. A los amigotes os digo que una visita es suficiente buena excusa para enseñaros este otro tipo de museo local.

Los teloneros. Teloneando al acto principal salió una banda que desconocía pocos días antes, pero que se convirtió en una gratísima sorpresa. Llevan el nombre de la cantante: Brandi Carlile. Son de Seattle y su sonido es algo folk, pero con grandes momentos de rock, al menos en directo. La voz de ella es impresionante y nos deleitó con una versión electrizante de guitarra y voz del Hallelujah de Leonard Cohen. Una de sus canciones más conocidas ha salido en un capítulo reciente de Grey's Anatomy: What can I say. Para escuchar esa canción y otras como Throw it all away, visitad este enlace*.

El acto principal. Jamie Cullum. Desconocido para mí hace unos meses, sólo recientemente me han iniciado a su sonido jazz, con cierto tonillo pop. El jazz no es mi estilo preferido, pero tengo que reconocer que muchas de las canciones, de este chico de Essex/Inglaterra (como el se presentó), me encantan y son pegadizas. Y en directo es probablemente de lo mejor que hay por ahí. Es literalmente imposible no disfrutar del espectáculo que da, tanto por sus cualidades vocales e instrumentísticas (toca el piano, la guitarra, la percusión), como por el grado de entretenimiento que proporciona: brincos, carreras, interacción con el público. Maltrata el piano con saltos, pisotones, golpes de percusión, pero también lo exprime con sus improvisaciones jazz más clásicas. Es tanto lo que disfruta y lo que quiere enganchar a la gente, que por unos momentos nos trasladó al carnaval de Río con unos ritmos brasileños al más puro estilo Carlinhos Brown. Lo conozcas o no, si pasa cerca de casa, es como para no perdérselo. Aquí* podéis escuchar algunas de sus canciones como Twentysomething, These are the days o I get a kick out of you.

* Enlace a rhapsody.com Es una web donde se pueden escuchar 25 canciones completas al mes de forma gratuita con sólo dar un email. De momento, lo voy a utilizar como referencia para escuchar las canciones de las que se hable por aquí.

Etiquetas: , ,

2 Comments:

Anonymous Aritz said...

Veo en la web del garito que en mayo tocan Mogwai. Son muy buenos.

Qué envidia: un sitio donde va gente así a hacer conciertos...

6:21 p. m.  
Blogger Iñaki said...

Una pena que yo vaya para casa por esas fechas. Los conozco de oídas, pero no he escuchado nada concienzudamente. Veré a ver si les sigo la pista.

11:18 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home